La justicia cree que Rocío fue víctima de abuso, quemaron y desmembraron su cuerpo para ocultarlo en distintos lugares

Policiales 03 de julio de 2021 Por Redacción
La nena de cuatro años era buscada desde el jueves al mediodía. Hay tres familiares detenidos imputados por homicidio. Pedirán seis meses de prisión preventiva.
casorociorojas

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso Periódico Móvil, Rocío Rojas, una menor de cuatro años de edad que era intensamente buscada desde el jueves a las 12:30 en la ciudad de Lules, habría sido víctima de abuso sexuales reiterados por parte de un familiar y para encubrir esos delitos, luego de ser asesinada, llevaron su cuerpo a un descampado, lo quemaron en un pozo, desmembraron a la niña y arrojaron los restos que quedaban bajo del puente del Río Colorado al costado de la ruta provincial 301. 

La justicia logró obtener el testimonio clave de una persona cercana al entorno de la familia de la menor. Según la información judicial la niña vivía en un asentamiento conocido cómo la Chabela en Lules, estaba a cargo de su madrina desde hacía tiempo. En ese domicilio convivían ella, su pareja, su hija y su yerno.

La testigo allegada a la familia, contó ante los investigadores una desgarradora versión que señala a la madrina, su pareja y yerno como responsables del asesinato y posterior desaparición de Rocío. Según esta mujer, los ahora tres detenidos, la madrina de 37 años; su yerno, de 21; y el concubino de la mujer, de 36 años le confesaron que llevaron ya sin vida el cuerpo de la nena a un descampado conocido cómo el asentamiento de San Ramón a unos 5 km de donde viven. Allí quemaron a la niña pero cómo no pudieron ocultar los restos óseos calcinados, intentaron enterrarla, la desmembraron y decidieron llevarlos al Río Colorado, a unos cuantos kilómetros del lugar, por ruta 301 para deshacerse por completo de lo que quedaba.    

En el asentamiento los investigadores encontraron restos óseos calcinados, una prenda íntima tirada en un basural, que creen pertenece a la menor y una bolsa con sangre. 

Siempre según el relato de la testigo que resultó clave, continúo declarando que le dijeron que llevaron los restos de Rocío y la terminaron de quemar bajo el puente de la ruta provincial 301 que cruza el Río Colorado. Allí la justicia encontró, restos óseos, una muela de leche y una lata de durazno, elemento que, según uno de los detenidos, la madrina usaba para recoger y tirar los pequeños huesos calcinados de la nena, al río.  

La sospecha de los investigadores apunta a que Rocío habría muerto en la casa donde vivía con su madrina, la pareja, la hija de la mujer y su yerno. Según una fuente de la investigación, la imputada confesó que vio como el marido de ella estaba abusando sexualmente de la nena ya el día martes pasado. Creen que la menor perdió la vida durante el abuso. Los vecinos por su parte declararon ante la policía que Rocio tenía maltratos de parte de la madrina. 

La participación del yerno sería la de haber trasladado el cuerpo sin vida de la niña, en moto junto a la pareja de la mujer. En la zona del pozo del descampado donde la habrían quemado primeramente, se descubrieron dos huellas de motocicletas que pertenecería a estos.

Para todo el escenario que fue describiendo a la justicia la persona que testificó y contó los hechos, fue fundamental la participación de la perra Wuanda de la policía entrenada para buscar rastros de personas.

De acuerdo a la información que Periódico Móvil pudo obtener, a los detenidos les podrían imputar el delito de homicidio agravado por ensañamiento por la participación de dos o más personas y por femicidio. La prisión preventiva que se solicitaría sería la máxima que alcanza los seis meses, hasta que las pericias científicas de los restos óseos y la muela de leche sean analizados y confirmen si se trata efectivamente de los restos de la menor cómo creen los investigadores. 

Te puede interesar