Comerciantes “rebeldes”, bares y restaurantes de la capital tucumana abrieron sus puertas desobedeciendo la resolución del COE.

Tucumán 22 de mayo de 2021 Por Mariela Alderete
Protesta de gastronómicos (Tomada de Twitter de José Romero Silva)
Protesta de gastronómicos (Tomada de Twitter de José Romero Silva)

Tras el anuncio de parte del gobierno tucumano donde se especifica que la provincia se adhiere totalmente a las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno Nacional, hubo negocios y locales gastronómicos que de todas formas decidieron abrir sus puertas, tanto en la capital de Tucumán como en el interior.  Mientras el COE enfatiza que "Toda actividad económica no esencial, deberá permanecer cerrada", el panorama en la mañana de este sábado era casi como el de cualquier día.


Desde el canal de noticias TN se mostraba al propietario de un bar que había decidido desobedecer la resolución del COE.  “Es una situación que para nosotros es insostenible ya, no podemos hacer más. Tenemos nuestro derecho a trabajar, necesitamos trabajar, las deudas que tenemos son tremendas: no sabemos cómo vamos a pagar los sueldos a fin de mes, no tenemos apoyo del Estado en nada; tengo tres millones y medio de deuda de luz, ni hablar de deudas por aportes y cargas sociales”, detalló el empresario gastronómico. Mientras que en la puerta de su negocio se observa un pizarrón que reza “Yo no cierro, la gastronomía no contagia”, El empresario además agregó, “ya tenemos experiencia en pandemia, la gastronomía responsable es posible, esto lo único que hace es perjudicarnos sin sentido”.


La misma situación se replicó en varios bares y restaurantes del microcentro tucumano donde la policía debió intervenir para que los propietarios cerraran las puertas de sus locales. “Estamos cumpliendo con las medidas de control que establece el decreto y tenemos personal recorriendo establecimientos de gastronomía y bares en diferentes áreas de la provincia, haciendo hincapié en el macrocentro de la ciudad capital”, informó el Jefe de Policía Comisario General Manuel Bernachi.

“Se procedió a hablar pacíficamente con los propietarios y encargados para hacerles conocer el decreto, se desalojó los locales en los que había personas y se les ordenó el cierre de sus puertas, dando debida intervención al Ministerio Público Fiscal en caso de que se nieguen a acatar las normativas”, detalló el Jefe interino de la Unidad Regional Capital, Comisario Mayor Joaquín Girvau, quien supervisó el operativo por el que cerraron panaderías, heladerías, bares y otros locales.

cierre de bares


Los gastronómicos ya habían anticipado que no iban a acatar la medida impuesta y que las puertas de los locales seguirían abiertas. Mediante un comunicado la Cámara de Actividades Gastronómicas anunció su posición de ``NO CERRAR" con el objetivo de " defender la fuente laboral del sector, que abarca tanto a propietarios como al personal".


Pasado el mediodía de este sábado, en la zona de plaza Urquiza hubo un bocinazo y manifestación en apoyo a los gastronómicos. Propietarios de bares y restaurantes de Barrio Norte se reunieron en la plaza y comenzaron una protesta en contra de las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno. Los manifestantes cortaron el paso en la esquina de 25 de Mayo y Santa Fe, lo que motivó la intervención de la Policía.


En diálogo con el portal de noticias La Gaceta, Javier Farhat, quien tiene seis locales del rubro gastronómico, explicó que la manifestación se dio de manera espontánea, y que incluso cuenta con un importante apoyo de peatones y de clientes que suelen frecuentar los negocios. Para Farhat, la prohibición de que el rubro gastronómico atienda clientes en sus instalaciones tanto dentro como fuera del local comercial, condena al sector a cerrar unos 200 locales en el corto plazo. "Ya tuvimos la experiencia de trabajar con take away (para llevar) y delivery (envíos a domicilio). Es imposible sostener un negocio con esas modalidades, cuando te llegan más de $100.000 de luz y sólo tenés ingresos por $3.000 al día", explicó Farhat.

 

"Por otra parte, el DNU provincial (que firmó el gobernador Juan Manzur) todavía no pasó por la Legislatura. Es decir que todo lo que están haciendo es anticonstitucional, es una locura. Nuestro rubro ya está cansado, siempre se apunta a los gastronómicos, pero está comprobado que los contagios no se originan acá; están en un millón de lugares antes que en los bares y restaurantes", remarcó Farhat.


 

Te puede interesar