A pesar del aumento de casos, las fiestas clandestinas no cesan en Tucumán

Policiales 17 de mayo de 2021 Por Redacción
TUCUMAN
Avanza la segunda ola y la irresponsabilidad es moneda corriente en Tucumán.

Este fin de semana se desactivaron dos reuniones masivas en distintos puntos de la provincia que incumplían los protocolos dispuestos por el Comité Operativo de Emergencias para mitigar el impacto de la segunda ola de Coronavirus. 

En San Javier la policía tuvo que desalojar un salón de fiesta donde se llevaba acabo un casamiento con 150 invitados. 

Personal policial se presentó el lugar alrededor de las 15 horas de este domingo alertados por una gran cantidad de vehículos estacionados alrededor del salón. Los efectivos procedieron a activar las medidas adoptadas por el COE y desalojaron el lugar. 

En el comunicado entregado por la Jefatura de la Zona II de la Unidad Regional Norte, tanto la pareja protagonista del casamiento como autoridades del salón de fiesta en San Javier fueron citados a declarar ante la Unidad Fiscal de Decisión Temprana.

casamiento

Por otro lado, durante la madrugada del domingo desalojaron una fiesta en la que participaban 50 personas en un barrio privado de Yerba buena.

Pasadas las dos de la madrugada personal del 911 recibió una llamada alertando la situación. Efectivos de Patrulla Motorizada, Infantería Norte y de la Comisaria de Yerba Buena llegaron al lugar y luego de dar intervención a la Justicia, procedieron al desalojo de la reunión. 

El dueño de casa, un joven de 20 años, no permitió el ingreso al personal policial porque se trataba de un barrio privado. “Al no tener colaboración del organizador de la fiesta, quien al principio mintió que había solo 20 personas, inmediatamente nos comunicamos con la Fiscalía de Emergencia Sanitaria y autorizó el ingreso al barrio para finalizar con la fiesta. Luego en el domicilio del joven nos damos que había unas 50 personas que comenzaron a retirarse en sus vehículos”, explicó el segundo jefe de la zona II de la Unidad Regional Norte, Carlos Rodríguez.

Los amigos del joven que había organizado el festejo, se retiraron de lugar sin inconvenientes. Por orden de la Fiscalía de Emergencia Sanitaria, el propietario de la casa que no se encontraba, deberá presentarse ante la Justicia en la semana. 

YB

 

Te puede interesar