Exclusivo: se conocieron audios del policía que le disparó a Facundo Ferreira

Policiales 09 de mayo de 2021 Por Redacción
DiazCaceresComuncacion
Caso Facundo Ferreira Díaz Cáceres marcando casquillos de bala

La causa de Facundo Ferreira, el niño de 12 años que en marzo de 2018 murió producto de un disparo policíal en la nuca, luego de una persecución, ya cumplió tres años y todavía no hay fecha cierta para el juicio. Los policias Mauro Díaz Cáceres y Nicolás Montes de Oca están imputados por haber participado del supuesto operativo que culminó con el homicidio del chico del barrio de "La Bombilla" de la capital de Tucumán. 

La fiscalía a cargo de la doctora Adriana Giannoni, pidió la elevación a juicio y acusó a los implicados de homicidio con alevosía en Septiembre de 2019. La familia del menor muerto reclama que hasta la fecha todavía no se definió el comienzo del mismo. 

Los agentes Mauro Gabriel Díaz Cáceres y Nicolás Javier González Montes de Oca, quienes participaron del hecho persiguiendo en una moto a Facundo que viajaba junto a su amigo Juan en otra de menor cilindrada, mientras realizaban disparos con balas de goma y usando también sus armas oficiales, fueron acusados como autores de homicidio agravado con alevosía, en abuso de su función como miembros integrantes de las fuerzas policiales. Por esta acusación podrían recibir prisión perpetua, uno de los delitos más graves previstos en el código penal. 

La Fiscal además los acusa de incumplimiento de sus deberes como funcionario público porque entienden que ambos tergiversaron la escena del crimen para que no saliera a la luz la verdad. En este sentido se conoció un revelador audio, que forman parte del expediente, donde se puede escuchar la versión que da de los hechos el Policía Mauro Díaz Cáceres a un Oficial de apellido Molina del 911 el 8 de marzo de 2018, mientras marca él mismo los casquillos de balas tirados en la zona del bajo, donde sucedió toda la situación que terminó con Facundo baleado en la nuca esa noche. 

La querella por su parte afirma que no le brindaron al menor de edad auxilio en tiempo y forma, y que le ocultaron a los médicos la verdadera información sobre cómo había sido herido. Además de no hacer las gestiones necesarias para que el niño fuera trasladado al Centro de Salud (hospital más próximo al lugar del hecho), y no al Padilla como finalmente ocurrió. 

Esta comunicación telefónica a la que tuvo acceso exclusivo Periódico Móvil revela cómo el agente Mauro Díaz Cáceres, mientras habla con un Oficial de apellido Molina y explica su versión de los hechos, omite decir que durante la persecución usó su arma reglamentaria, la que según la investigación coincide con la bala de calibre 9 mm que terminó atravesando la cabeza de Facundo Ferreira.

   

Te puede interesar