Día de la celiaquía: por cada celíaco diagnosticado hay dos que no lo saben

Sociedad 05 de mayo de 2021 Por Solana Villagrán Barrionuevo
El cambiar de hábitos alimenticios es la única solución y el problema es el costo de la dieta de por vida.
celiaquía
En el mundo 1 de cada 100 personas es celíaca.

El 5 de mayo es denominado el “Día internacional de la celiaquía”, si bien no está en claro porque es esta fecha en particular si se la utiliza como un día en el calendario anual para la visualización de la enfermedad. La celiaquía puede presentarse en cualquier momento de la vida afectando a la mucosa del intestino delgado por el simple contacto con gluten.

El Dr. Adrián Alonso (MP 8939), gastroenterólogo, define a la celiaquía como “una enfermedad multisistémica. Específicamente es una enteropatía inmunomediada crónica del intestino delgado que es precipitada por la exposición del gluten en personas predispuestas genéticamente”.

El celíaco es un paciente que presenta una intolerancia total y permanente a las proteínas contenidas en el gluten de los cereales trigo, avena, cebada y centeno. En el país es la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) la que se encarga del exhaustivo control de los alimentos y productos que poseen el sello “libre del gluten” que en Argentina se lo identifica con el logo que poseen un círculo rojo con una barra cruzada sobre tres espigas donde figura la leyenda “Sin TACC”. La importancia de este sello radica en las consecuencias de consumir gluten para el celíaco que el gastroenterólogo resumió: “cuando el paciente consume gluten, este entra en contacto con el intestino delgado y es acá es donde el sistema inmunitario interpreta que es algo extraño al cuerpo y lo ataca”.

Sin TACC

Una vez que la persona tiene el diagnóstico, la Lic. en nutrición Milagros Gutiérrez Nofal explicó: “lo primero que se debe hacer es eliminar todos los alimentos que contengan gluten para, en una primera etapa, eliminar la posible sintomatología y así mejorar y recuperar la salud intestinal, asegurándonos una correcta absorción de nutrientes”.

1 de cada 100 personas en el mundo son celiacas. Cada vez que diagnosticamos a un nuevo celíaco hay dos personas quedan sin diagnosticar por ese también se dice que es una enfermedad subdiagnosticada”, señaló el doctor Alonso.

La celiaquía es una enfermedad que puede condicionar la vida de paciente y de su familia porque exige una modificación en las rutinas y los hábitos alimentarios que se deben adaptar a la nueva dieta. En torno a la celiaquía es común escuchar hablar de la contaminación cruzada que es el proceso por el cual los alimentos entran en contacto con sustancias ajenas, en el caso de la celiaquía, un alimento que no contiene gluten puede contaminarse al entrar en contacto con otros alimentos o utensilios que lo contengan.

Algunos de los alimentos que por naturaleza no contienen gluten son las frutas, verduras, cereales, legumbres, carnes y huevos pero que pueden contaminarse al comento de cocinar lo que nos convertiría en “peligroso” para el paciente. A respecto la nutricionista Gutiérrez Nofal indicó que “esto dependerá mucho del nivel de tolerancia que tenga el paciente, hay personas que pueden consumir bajos niveles de gluten y no presentarán ninguna reacción y otras personas que por utilizar un utensilio que haya estado en contacto con el gluten y sufrir reacciones agudas”.

La base del tratamiento de la celiaquía está en la dieta rigurosa que debe cumplir el paciente, dieta que según estadísticas es cuatro veces más cara que la de alimentación de una persona que no la padece la condición.

Desde diciembre de 2009 en el país rige la Ley nº 26.588 conocida como la ley de la enfermedad celiaca. Esta declara de interés nacional todo lo relacionado a la enfermedad como ser la investigación, la capacitación del personal médico, a la difusión y al acceso de alimentos y medicamentos libres de gluten; entre otros puntos. Además, señala la obligatoriedad de determinadas instituciones y establecimientos a ofrecer menú libre de gluten; el hecho de que toda obra social o prepaga médica debe brindar cobertura asistencial total a los pacientes incluyendo los alimentos libres de gluten; entre otros.

Celíacos tucumanos

Silvia Moreno es la presidenta de la Fundación de Celíacos Tucumán (ACELTUC), al ser consultada por el costo de la dieta sin gluten remarcó: “la persona celíaca gasta 4 veces más en su alimentación que alguien que no lo es, el kilo de premezcla (harina libre de gluten) cuesta aproximadamente entre $280 y $350”.

En 2020 Tucumán puso en marcha la “Tarjeta Sin TACC”, proyecto destinado a ayudar a celíacos que no cuentan con obras sociales y que poseen ingresos iguales o inferiores a la línea de pobreza. El beneficio consta de un montón de $3.000 mensuales aportados por nación y de $600 aportados por provincia. La medida “se cumple, pero tiene demoras” comentó la referente.

Respecto a las obras sociales, desde la fundación, expusieron que estas cumplen con la letra expuesta en la ley, “las obras sociales hasta el mes de febrero tenían que reintegrar $900 y el valor desde marzo fue de $1.840”.

¿Por qué es importante diagnosticarla?, el gastroenterólogo Alonso respondió, “porque la celiaquía puede llegar a generar una mala absorción de diferentes nutrientes paciente que puede producir anemia, déficit hierro, vitamina B, vitamina B12, vitamina D, etc.”.

Hoy, 5 de mayo, algunos celiacos celebrarán su día y otros lo conmemorarán. Están los que agradecen el haber descubierto porque padecían ciertos síntomas molestos, previo al diagnóstico, y los recién están iniciando con la dieta y les cuesta. Lo importante no olvidar que por cada nuevo celíaco hay dos personas quedan sin diagnosticar.

Te puede interesar