Una ex empleada del Ministerio Pupilar denunció por acoso sexual al ministro de la Defensa, Washington Navarro Dávila

Tucumán 04 de mayo de 2021 Por Redacción
washington-navarro-davila la gaceta
Ministro denunciado Foto tomada de La Gaceta de Tucumán

De acuerdo a lo publicado en diferentes medios de la provincia y en La Gaceta de Tucumán una ex empleada del Ministerio Pupilar y de la Defensa denunció al titular de esa repartición del Poder Judicial, Héctor Washington Navarro Dávila, por acoso sexual.

Érika Romina Juárez , mediante un video posteado en el canal de YouTube Judiciales TV, dijo "Durante 2019 y 2020 me desempeñé como secretaria administrativa del Ministerio Pupilar y de la Defensa, en el ámbito del Poder Judicial. Quiero informar a la sociedad tucumana que sufrí acoso sexual por el ministro Washington Navarro Dávila. Esto se fue acrecentando hasta ser intolerable". Y prosigue relatando que, al principio Navarro Dávila hacía comentarios sobre el cuerpo de ella, y manifestaciones de índole sexual. "Hasta que terminó amenazándome que si no me acostaba con él iba a terminar despidiéndome a mí, a mi hermana y a mi equipo de trabajo".

El despido, según La Gaceta, se concretó el 15 de diciembre del año pasado. La denunciante enumeró, el magistrado echó a a Giselle Juárez, a la contadora María Silvia Pujol, a Marcela Abraham, a Noelia Escalera, a Álvaro Díaz y a la ingeniera Florencia Velárdez. "Quiero aclarar que cuando nosotros ingresamos al Ministerio Pupilar y de la Defensa nos hizo firmar a todos una renuncia en blanco, y además no (nos dejó) afiliar al gremio mientras esté la señora Alejandra Martínez", precisó la denunciante.

"Una víctima de acoso sexual -sobre todo de una persona que tiene tanto poder- habla cuando puede; denuncia cuando puede y no cuando quiere", remarcó al final del video.

El diario La Gaceta consigna que de acuerdo a la denuncia presentada en Tribunales, Navarro Dávila comenzó a hacerle propuestas de índole sexual a Juárez el 21 de abril de 2019. "He visto escenas de sexo en Borgen y no puedo dejar de pensar en vos", decía Navarro Dávila a Juárez, según el texto de la denuncia.

"Fue cada vez más explícito, porque comenzó a preguntar a la suscrita sobre la vida sexual y preferencias eróticas, a la vez que ordenaba que cuando él dispusiera que concurriera a su despacho debía hacerlo sola", relata el abogado patrocinante, Gustavo Morales, en la acusación presentada en el ámbito judicial.

Te puede interesar