Tres municipios tucumanos dispusieron sus propias medidas restrictivas para frenar la segunda ola de Coronavirus

Sociedad 08 de abril de 2021 Por Redacción
testeos Yerba Buena
Testeos masivos en Yerba Buena.

Este miércoles el presidente Alberto Fernández anunció una batería de medidas que apuntan a prohibir la circulación nocturna y restringir las reuniones sociales en las zonas con alto riesgo epidemiológico. Tucumán rozo ayer los 600 casos confirmados de coronavirus y el ascenso en la curva de contagios mantiene en alerta al sistema de Salud provincial. 

Actualmente hay 85 distritos calificados por el Sistema de Salud como de "alto riesgo" epidemiológico, que afectan a unos 25 millones de argentinos. En Tucumán son: Tafí Viejo, Capital, Leales, Yerba Buena y Lules.

Previo al anuncio de las nuevas medidas restrictivas para intentar contener el avance de la segunda ola de Coronavirus, los intendentes de Yerba Buena, Bella Vista y Alberdi decidieron tomar sus propias disposiciones con el mismo objetivo. 

Bella Vista: Es la ciudad cabecera del departamento de Leales. El intendente Sebastián Salazar dispuso suspender  las competiciones de fútbol durante 30 días. Luego se reunirán junto a los comisionados rurales, los coordinadores de las diferentes ligas y los asesores del Comité Operativo de Emergencias (COE) para analizar los pasos a seguir. “Se observa un pleno relajamiento en las medidas de seguridad. Por eso, hemos decidido con el grupo de delegados esta medida. De hecho, el último fin de semana ya no se jugó”, expresó Salazar.

Yerba Buena: El intendente Mariano Campero advirtió que si no se modifican algunas conductas “al peor escenario que tuvimos en octubre lo tendríamos en 10 días" y agregó que "si hacemos el esfuerzo, en 15 días podremos volver a la normalidad”. Campero se comprometió ante las autoridades sanitarias a redoblar los esfuerzos para desalentar las reuniones sociales y eliminar las fiestas clandestinas. “Es un municipio con mucha vida social nocturna", sostuvo. 

Juan Bautista Alberdi: La intendenta Sandra Figueroa, dispuso a la suspensión de las actividades deportivas de todo tipo en canchas, espacios verdes y salones por el plazo de 15 días. Las restricciones también alcanzan a las reuniones sociales, festivas, familiares y ferias americanas. Además, se estableció que los bares al paso, drugstores, billares y casas de ventas de alimentos deberán funcionar de 7 a 23, con 30 minutos de tolerancia para el desalojo de los asistentes. Los delivery están autorizados a trabajar hasta las 2.

Te puede interesar