Por las demoras en la llegada de las vacunas, recién en marzo de 2022 los mayores de 60 años tendrían una dosis aplicada

General 20 de marzo de 2021 Por Redacción
Mayores de 60
(Foto: Adobe Stock)

El 20 de enero, Daniel Gollán se convirtió en la primera persona mayor de 60 años en recibir la vacuna contra el coronavirus en la Argentina. Desde entonces, pasaron 59 días y las aplicaciones en este rango etario muestran retrasos preocupantes, al borde del otoño y la llegada del frío al país.

Al cierre de esta nota, según datos del Monitor Público de Vacunación del Ministerio de Salud de la Nación, hasta el momento recibieron al menos una de las dos dosis 979.389 adultos mayores. Si se considera que el propio Gobierno estimó en 7.279.394 la población que supera los 60 años, a este ritmo se tardaría un año en inmunizar a este grupo etario (solo con uno de los dos componentes).

En otras palabras, con un porcentaje de casi un millón de aplicaciones cada 60 días, este rango etario estaría vacunado para marzo de 2022, muy lejos de las previsiones iniciales de la Casa Rosada, que esperaba inocular 10 millones de personas entre enero y febrero.

La escasez de vacunas rusas Sputnik V, las dificultades en el envasado de los sueros de AstraZeneca-Oxford y el hecho de que las dosis de Sinopharm aún no se puedan aplicar en este grupo etario atentan contra el blindaje de los adultos mayores. La preocupación del Gobierno por esta cuestión es importante, a tal punto que el lote que llegó este viernes con 330 mil dosis rusas se usará solo en las personas que tengan más de 60 años.

La situación podría modificarse en caso de que Rusia incremente el ritmo de entrega de las dosis o que la Anmat apruebe el uso de la vacuna Sinopharm en adultos mayores. Este grupo también se vería beneficiado con el arribo de las dosis de AstraZeneca-Oxford, las que deberían haber arribado al país a comienzos de marzo. Por el momento no hay certezas sobre lo que podría ocurrir con este suero ya que la planta de México donde se envasan tiene dificultades para acceder a insumos críticos. Pese a estas especulaciones, si se toman los números concretos de la actualidad, la situación es compleja.

El escenario no es mucho mejor en el resto de los grupos por condición. El Gobierno estimó que serían 5.653.000 las personas de entre 18 y 59 años con factores de riesgo que se deben vacunar. De ese total ya recibieron al menos una de las dos dosis, unas 171.004 personas, es decir, solo el 3,03% de ese grupo.

Se espera que este porcentaje se eleve a partir de la última semana de marzo, cuando arriben a la Argentina tres millones de dosis de la vacuna Sinopharm, que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aún no aprobó para su utilización en mayores de 60 años por lo que se destinan a ese grupo de condición con comorbilidades.

En cuanto a los docentes, integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad, funcionarios del Estado e integrantes del Servicio Penitenciario, la cifra de los que se deben inmunizar es de 1.800.000 personas. Hasta ahora se aplicó al menos uno de los dos componentes del suero en 471.566, es decir, el 26,2%. La llegada de las vacunas de Sinopharm aceleraron inoculación en este sector.

Los números se vuelven más difíciles cuando se analiza el total: hasta ahora solo fueron vacunadas con las dos dosis unas 515.904 personas. Si se tiene en cuenta que el Gobierno estimó vacunar en 2021 a unos 23 millones de personas, en este tercer mes del año solo están inmunizados con ambas dosis el 2,24 % de ese total.

En la Casa Rosada comienza a tomar fuerza la idea de modificar el plan estratégico de vacunación para comenzar a aplicar una primera dosis de la vacuna y luego esperar 90 días hasta la segunda. El objetivo es inmunizar a la mayor cantidad de personas posibles. A modo de ejemplo, esto podría realizarse con los sueros de AstraZeneca que tienen igual componente para ambas dosis. Días atrás, la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti mantuvo una videoconferencia con autoridades británicas que ya implementaron esta práctica. La cuestión está en carpeta y podría haber una definición pronto.

Fuente: tn.com.ar

Te puede interesar